Financiación colectiva para proyectos de código abierto. Primer capítulo: Open Hardware

Publicado el 15/03/2011 - Goteo

Economía distribuida, Reapropiación tecnológica, Prosumidores, Estrategias empresariales, Hacking

Contribuidores: Massimo Menichinelli

MakerBot

Viene de la página 4


Fabricar en China es también un fenómeno conocido como Shanzai: imitaciones chinas y marcas y productos piratas, particularmente electrónicos. Originalmente el término describía bandidos que se rebelaban a una autoridad y cometían actos que ellos veían como justificados. De acuerdo a Anderson, las mismas empresas Shanzai "se están convirtiendo en las actrices principales del sector manufacturero en la revolución del movimiento maker al ser lo suficientemente rápidas y flexibles para trabajar con micro-empresarios"

Hoy, el movimiento Shanzai representa aproximadamente el 20% de los teléfonos móviles vendidos en China anualmente, y representan el 10% de los móviles vendidos en el 2009 en todo el mundo (especialmente en países del tercer mundo). Inclusive, algunos fabricantes se han vuelto tan exitosos que están potenciando el valor de sus propias marcas en vez de producir productos piratas. Lo que es interesante de las empresas Shanzai no es sólo la posibilidad de usarlas para manufacturar nuestros proyectos Open Hardware, sino que incluso trabajan en un modo similar.
Si bien es cierto que éstas habían "pirateado" productos de marca, han establecido una cultura de compartir información acerca de los productos y otro material de diseño abierto a través de BOM (Bills of materials) abiertas, dándose crédito las unas a las otras con mejoras. La comunidad aparentemente auto-formula esta política, y excluye a quienes la violan. Es más, ellas entienden y responden a las necesidades y gustos locales, estableciendo y manteniendo bases locales de manufactura y distribución: Tom Igoe la llama manufactura situada.
Es significativo que las empresas Shanzai sean casi todas autosuficientes con un capital mínimo y casi ningún financiamiento adicional: Mitchell Tseng informa que 10.000€ son suficientes para arrancar una compañía de este tipo, y ésta podría fácilmente llegar a obtener ganancias de más de 50 millones de dólares por año en un par de años.  

Un lugar para las comunidades Open Hardware: Hackerspaces.

Los Hackerspaces son lugares físicos operados por una comunidad, donde las personas pueden encontrarse y trabajar en sus proyectos de software y hardware open source. Los Hackerspaces están distribuidos por todo el mundo y la lista actualizada junto con el mapa de sus ubicaciones se puede encontrar en hackerspaces.org/wiki. Las cuotas de sus miembros son la principal fuente de ingresos de un hackerspace, pero algunos de ellos aceptan patrocinadores externos. Algunos hackerspaces en los Estados Unidos (como Noisebridge) gozan de una exención de impuestos por ser organizaciones sin ánimo de lucro (501(c)3 status*, o el equivalente en su respectiva jurisdicción), mientras otros han optado por apegarse a otro esquema fiscal dejando de lado la posibilidad de estar exentas de impuestos. Por ejemplo, HacDC en Washington DC es una organización sin fines de lucro con estatus 501(c)(3) (pendiente); en Abril de 2010 contaba con 50 miembros y la cuota es de $50 USD por mes, lo cual incluye beneficios como acceso las 24 horas del día, los 7 días de la semana, derecho al voto y más. Inclusive existe una lista de correos (email list) de hackerspaces.org para discutir acerca de ideas para juntar fondos, estrategias, donaciones de miembros, legislación y normativas fiscales y todo lo que esté relacionado con las finanzas.  

Un banco para facilitar microcréditos para el Open Hardware.

Continua en la página 6

Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 EspañaPágina: 1| 2| 3| 4| 5| 6| 7
Con el apoyo de:
Platoniq

MakerBot

Visual notes taken by Annalena from MakerBot's presentation at Republica. http://annalenas.posterous.com/

MÁS MEDIA: